a
  /  Artículos   /  Videoconsolas portátiles en los años 90

Consoleros

Videoconsolas portátiles en los años 90

Todos los que alguna vez hemos disfrutado de los videojuegos, en mayor o menor medida, hemos disfrutado de las videoconsolas portátiles. Dispositivos electrónicos pequeños y ligeros que nos permiten disfrutar de nuestro pasatiempo favorito en cualquier parte. Sin embargo, a diferencia de sus hermanas de sobremesa, ellas llevan integrados controles, sistema de sonido, pantalla y alimentación. En el siglo XXI también incluyen la conexión Wi-Fi para poder competir contra cualquier otra persona a través de Internet.

Todo debe estar perfectamente estudiado para que ocupe un tamaño adecuado, sea agradable de manejar y transmita una experiencia de juego completa. O traduciendo la frase anterior para que todos nos entendamos, que divierta.

Para que una consola portátil triunfe, debe cumplir dos requisitos:

  • Calidad de diseño
  • Buenos juegos

Si echáis la vista atrás a medida que vais leyendo este artículo, os iréis dando cuenta de que aquella que los cumple alcanza el éxito sin duda alguna.

¿Qué pasa en la actualidad con las videoconsolas portátiles?

El mayor hándicap que tienen las videoconsolas portátiles para triunfar hoy día se resume en una palabra: smartphones. Así como hace años todo el mundo iba en cualquier medio de transporte disfrutando de sus partidas en una Game Boy, hoy día eso parece impensable. Todos tenemos a nuestra disposición teléfonos inteligentes suficientemente potentes para poder jugar un rato de forma fácil, rápida y cómoda. E incluso podemos usarlos para muchas cosas más.

 

 

Todo esto ha provocado el declive del hardware móvil de empresas como Sony o Nintendo y la inversión, por parte de estas mismas, en la tecnología para trasladar sus títulos (o formas de jugar) a los dispositivos móviles, tan usados actualmente. De este modo, podemos cazar Pokémon, echar una partida rápida a Mario Kart o disfrutar del juego a distancia de PS4 desde nuestros propios terminales.

Años 90 en Europa. Las videoconsolas portátiles de aquella época

En este artículo voy a tratar de acercaros el hardware que conquistaba los corazones de los chavales en aquél entonces, así como los juegos que me parezcan más representativos de cada sistema. Evidentemente, hubo más consolas de las que voy a hablar aquí, pero ninguna de ellas tuvo el reconocimiento o el éxito necesario para que fueran recordadas en el futuro. Quizá más adelante pueda hablaros de ellas, aunque la mayoría de ellas no salieron de Japón.

Pero primero voy a poneros un poco en contexto: la década de los 90 estuvo fuertemente marcada por la famosa Guerra de las consolas declarada entre SEGA y Nintendo en los primeros años y acabó con el éxito rotundo de Sony en su primera incursión en el mundo de los videojuegos. Como dato personal, diré que en ningún momento esperaba que Sony fuera a ser la gran triunfadora de aquella generación de consolas, pero el buen hacer de la empresa japonesa (sumado al desastre de la gestión de SEGA) hizo que copara el mercado con relativa facilidad. Aunque esta historia da para un reportaje, 5 libros y un Sálvame, así que mejor lo dejamos para otro momento.

Centrándonos ya en España, los teléfonos móviles se empezaron a utilizar a mediados de la década, siendo Nokia la marca más vendida a una gran distancia del resto. Es más, mi primer móvil fue un Nokia 3310 con el juego de la serpiente: Snake. Ay, qué tiempos aquellos… En lo que a Internet se refiere, empezaba a popularizarse su uso, por lo que todos hacíamos búsquedas en AltaVista (Google no existía), nos creábamos una cuenta de correo en Hotmail y NetScape era el navegador de referencia. Efectivamente, mi cuenta de correo de Hotmail está a punto de cumplir 30 años.

Una vez situados, empezamos.

Game Boy (Nintendo)

Si hubo una reina indiscutible en los 90, ésa fue sin duda alguna la Game Boy de Nintendo. Todos los chavales (entre los que me incluyo) querían tenerla y disfrutar de sus juegos. Fue un éxito tal, que seguramente sea una de las videoconsolas portátiles que más tiempo ha permanecido en el mercado.

El equipo encargado de desarrollar dicho proyecto en Nintendo fue liderado por Gunpei Yokoi, las mismas personas que diseñaron las famosísimas Game & Watch o la Nintendo Entertainment System (conocida en España como NES). Tras el lanzamiento de Game Boy, soportaron muchas críticas por parte de los medios especializados, como que la pantalla era monocromática con 4 escalas de grises, falta de retro-iluminación, pobre calidad de sonido,… No obstante, el equipo de diseño se defendió alegando que ellos trataban de proporcionar a la gente joven algo práctico, fácil de manejar, que se podía llevar fácilmente y cuya alimentación a pilas era la más elevada de la época.

Game Boy en Europa. Principales juegos

A Europa llego entre 1990 y 1991, dependiendo del país, y tuvo una campaña publicitaria bestial a partir de su segundo año de vida. Esto facilitó su fama entre el gran público. Es más, el primer anuncio publicitario sobre videojuegos que recuerdo en la televisión es precisamente de esta consola. Todos los niños hablábamos de «la Game Boy» y no de «la consola», para que os hagáis una idea de la implantación que tuvo en España.

Y si la consola era deseada, sus juegos no lo eran menos. Para mi gusto, hubo dos claros títulos que la elevaron a lo más alto de las listas de ventas:

  • Tetris, que gozaba de una legión de fans en aquella época gracias a los salones recreativos y su jugabilidad tan directa. Por si esto no fuera poco, venía incluido en el pack de lanzamiento con la consola en 1991. En la actualidad podemos disfrutar de Tetris 99 en Nintendo Switch, una locura multijugador.
  • Pokémon. Cuando la consola ya estaba empezando a decaer en ventas apareció este juego como caído del cielo. Y volvió la locura con la Game Boy.

Tetris (Game Boy)

Aparte de estos, también disfrutamos de Super Mario LandLink’s AwakeningDr. MarioKirby’s Dream Land

Modelos para todos los usuarios

Generalmente, la vida media de una consola se estima en unos 5 años, salvo excepciones. Sin embargo, Game Boy estuvo con nosotros toda la década de los 90. Esto se debió a varias revisiones que llegaron al mercado europeo a partir de 1997, Game Boy Pocket, y 1998, Game Boy Color. En el primer caso, la consola era de menor tamaño y la pantalla ganó calidad, si bien usaba los mismos cartuchos que la consola original.

 

 

El caso de la Game Boy Color es un poco diferente porque inicialmente no estaba en los planes de Nintendo. Simplemente se lanzó para tener más tiempo para desarrollar la futura Game Boy Advance, lo que obligó al lanzamiento de un dispositivo intergeneracional. Este modelo permitía usar los juegos de la consola original y dotarles de 4 colores, elegidos de una paleta de 32. Por tanto, salió al mercado con una base de títulos muy importante, aunque también contó con títulos exclusivos para ella.

 

Lynx (Atari)

En 1991 aterrizaba en Europa la primera videoconsola portátil del mundo a color. Y llevaba el sello de una de las compañías más famosas de la industria por aquella época, Atari, por lo que todo parecía bien encarrilado. Incluso habían pensado en un detalle novedoso: era apta para diestros y zurdos, simplemente había que pulsar un botón y se cambiaba el sentido de la pantalla. El diseño permitía girar la consola en ambos casos.

 

 

Pero si todo pintaba bien, ¿qué sucedió? Por resumirlo, precio exagerado (más de 30.000 pesetas frente a las 18.990 pesetas que costaba la Game Boy), enorme tamaño, corta duración de las pilas (se comía 6 pilas en 2-3 horas), juegos de dudosa calidad (algunos se salvaban)… En definitiva, un cúmulo de problemas. Trataron de solventarlos en una revisión posterior, Lynx II, de menor tamaño y mayor duración de las baterías (alcanzaban las 5 horas), pero los fallos iniciales fueron tan importantes, que finalmente tuvo una vida útil muy corta.

 

 

Algunos títulos destacados que recuerdo son Ninja GaidenTokiCheckered Flag o California Games.

Game Gear (SEGA)

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos a la benjamina de SEGA. La Game Gear nació como respuesta a la todopoderosa Game Boy de Nintendo. Con mejoras más que notables, la principal diferencia fue la pantalla retroiluminada a todo color de la que hacía gala. Especialmente cuando se trataba de campañas publicitarias, en las SEGA no se cortaba un pelo en explicar las grandes virtudes de su portátil.

 

 

En honor a la verdad, también hay que decir que consumía las pilas con avidez, si bien tuvo mejores juegos que la Lynx de Atari. Tuvo muchísimos títulos destacados, entre los que se pueden mencionar cualquier Sonic, sus versiones de Streets of Rage 1 y 2Asterix and the Great Rescue, …etc. Pero si hay unos que recuerdo con cariño, son los conocidos en Japón como GG Shinobi, una verdadera maravilla para disfrutar horas y horas.

 

 

Pon un dispositivo en tu bolsillo

Si algo nos han enseñado las videoconsolas portátiles a lo largo de la historia, es que los humanos necesitamos llevar algo en el bolsillo para entretenernos, ya sea una consola, un teléfono móvil o la cuenta de la compra del supermercado. Siempre hay ratos de tiempo libre que usamos para entretenernos, ya sea jugando, leyendo o viendo algún vídeo que nos interese.

¿Cómo van a evolucionar las formas de entretenimiento portátil en el futuro? Se irá viendo con el tiempo, pero por ahora el todo-en-uno de los smartphones va muy en la línea de lo que demanda la gente.

 

Retro, clásico, vintage... elige la palabra que mejor se ajuste. Con inquietudes del siglo XXI. Desde NES y Mega Drive hasta Switch, PS5 y Xbox Series X. Adoro los JRPG, las buenas aventuras, carreras de coches frenéticas y, por qué no, algún juego de plataformas o acción.

Siguenos en :