a
  /  Artículos   /  Un mes con Stadia, impresiones

Consoleros

Stadia

Un mes con Stadia, impresiones

Desde que el servicio de google Stadia empezó a estar accesible público se han realizado varios cambios, en este artículo quiero contar mi experiencia e impresiones.

Antes de empezar quiero aclarar que yo he usado Stadia desde varios meses, pero para hacer este artículo decidí usar Stadia como mi única plataforma de juegos, durante todo lo que me duraba el Stadia PRO, que era 30 días. A partir de mi experiencia me gustaría dar mis impresiones y a partir de ellas que cada uno saque sus conclusiones.

A raíz de las últimas noticias de Stadia, quiero pensar que al servicio aún le queda mucha vida por delante, pero Google ya nos ha sorprendido en el pasado descontinuando servicios que parecían funcionar bien de un día para otro. No creo que este sea el caso de Stadia, pero dejemos este punto para la reflexión final y empecemos por mis sensaciones.

Como empezó todo

Hace ya casi un año me creé una cuenta de Stadia (es gratis, no es necesario pagar) e intenté darle una oportunidad, pero mi conexión a internet siempre ha sido muy mejorable, por lo que esta primera impresión no fue nada agradable. Más recientemente le di una segunda oportunidad, esta vez sólo pude jugar a la demo de Inmortal Fenix Rising, Destiny 2 y Super Bomberman R online, todos juegos gratuitos, desde PC. En esta ocasión sí que tuve una experiencia bastante agradable, tanto jugando con ratón y teclado como usando un mando de Xbox en el ordenador. Así que decidí probar la experiencia completa, aprovechando la oferta de reserva de Cyberpunk 2077 + Kit de controlador Stadia, me atreví a darle la oportunidad.

La experiencia positiva

La parte más larga de la que puedo hablar es de la parte positiva que me he encontrado jugando con Stadia. Creo que en general la experiencia ha sido bastante agradable y tengo mucho que contar al respecto.

Funciona, y muy bien

Empezamos por las sensaciones que he tenido jugando, primero la sensación de que realmente el input lag no es muy diferente de jugar en una consola y que aquello, sorprendentemente, funciona. Quizás si tienes mucha sensibilidad a este tipo de aspectos lo notarás mucho más de lo que yo he podido apreciar en las condiciones óptimas (cuando no lo son lo discutiré más adelante). La calidad de imagen, la sensación de fluidez, la velocidad de respuesta, la facilidad de uso. Todo funciona muy bien, nada que ver con mi primera experiencia hace un año. Tengo que decirlo claramente, cuando todo va bien, funciona muy bien.

Móviles con función táctil.

Si eres usuario de XCloud, que es la que podría actualmente competir con Stadia en el streaming móvil, una de las cosas que mejor diferencia uno de otro es que en Stadia todos los juegos funcionan de forma táctil. En la plataforma de Microsoft XCloud, (como digo, es mi otra experiencia en la nube) sólo un pequeño número de juegos pueden usarse sin mando conectado en el móvil usando la pantalla táctil, lo que realmente limita la movilidad. En Stadia todos los juegos que he podido probar lo tienen. No discuto si realmente es cómodo jugar Cyberpunk2077 en una pantalla con controles táctiles (spoiler, no) pero al menos existe esa posibilidad.

Modo en familia y juego compartido

Google tiene un modo familiar en el que puedes compartir la suscripción de Stadia con todos los miembros de la familia. De forma que una sola persona compra un juego o paga la suscripción tiene la opción de compartir la cuenta con el resto de la familia. Una gran idea, asemejándose a cómo funciona una consola física, si compras un juego, varias personas pueden usarlo si quieres, no simultáneamente.

Es más, si tienes dos mandos, en los juegos que se permite, pueden jugar dos jugadores. Para permitir a los hermanos y amigos puedan jugar juntos. Y la opción de «Stream Connect» es muy interesante, con ella si un amigo también tiene el juego que permite esta función (por ejemplo ‘Ghost Recon Breakpoint’) puedes ver una pequeña pantalla con lo que tu compañero está viendo en ese momento, lo que lleva el cooperativo a otro nivel, dando instrucciones como «¿ves la piedra de tu derecha? nos vemos allí» «A la derecha del coche que estás viendo a la izquierda». Una función digna de elogio que espero aparezca en más juegos.

Precios «razonables»

No voy a entrar en discutir sobre si pagar por un juego físico que necesita 100Gb de actualizaciones que pueden retirar de la tienda online sin previo aviso es mejor que hacerlo por uno que jamás tendrás en tus manos, pero que nunca tendrás que actualizar, descargar o instalar. Me voy a centrar en que los precios que maneja Stadia son, hoy en día, similares a los que puedes encontrar en cualquier plataforma de videojuegos. Con ofertas puntuales que hacen más atractivas algunas compras.

Además, que para jugar a Stadia no tienes que pagar una suscripción, es algo que en muchos sitios se confunde. Si compras un juego, puedes jugar a ese juego con tu cuenta, sin tener que pagar nada más. Una forma de juego rápido y económico si no puedes permitirte otra plataforma.

Stadia PRO tiene también un precio razonable (luego volveré al tema cuando hablemos de esto), a falta de ofertas mejores, por 10€ al mes puede tener un catálogo de juego para disfrutar mientras pagues la suscripción que puede llegar a ser muy interesante. Además de otro tipo de suscripciones como el servicio de Ubisoft Uplay+, que por un precio de 15€ puedes disfrutar de casi todo el catálogo de Ubisoft en Stadia.

O encuentras ofertas que por 24€ un juego como el Ghost Recon, pero si eres PRO sale por 14€. Es decir, puedes pagar los 10€ del pro + 14€ por el juego y tienes un mes de PRO y un juego para ti. Creo que no son precios descabellados.

Mando de calidad.

Jugar a Stadia no es necesario tener el mando oficial de Stadia, aunque si recomendable. Personalmente no me ha enamorado, los gatillos traseros no me terminan de convencer, la elección de la posición del joystick izquierdo no es de mis elecciones favoritas, pero no deja de ser una impresión personal. El mando en general tiene buena calidad, con buen agarre y peso adecuado. Los botones tienen buen recorrido (un poco ruidosos para mi delicado y selecto oído) y en general no puedo ponerle realmente pegas. Quizás me da la sensación de que la batería podría durar un poco más (6 horas o quizás más me ha estado durando).

Sin aplicaciones especificas

Launcher de Steam, Launcher de Epic, Origin, Ubisoft, Microsoft…. si eres usuario de PC sabes que, si quieres tener precios bajos debes de ir buscando las mejores ofertas en las diferentes tiendas, lo que te obliga a instalar su «launcher». En Stadia desaparecen las aplicaciones de escritorio, todo está en la web. Abres un navegador a https://stadia.google.com/ y listo. Puedes jugar en cualquier ordenador (si, hasta en el ordenador de la empresa, ese en que tienes que pedir permiso para instalar cualquier cosa… desde consoleros no incitamos a dejar de trabajar para ponerse a jugar, simplemente exponemos un hecho)

Además, un competidor directo del juego en la nube es GeForce Now, un servicio similar en cuanto a concepto que requiere un cliente específico.

Cambio de pantalla

Muy relacionado con el hecho de que no necesitas demasiadas complicaciones para empezar a jugar es el hecho de que puedes cambiar de pantalla muy rápidamente. Si estás en Chromecast, pero debes de moverte al ordenador, la partida se continua sin problemas. Lo mismo ocurre al moverte hacia o desde un dispositivo móvil. Esta facilidad para cambiarte de un sitio a otro me ha resultado muy útil cuando he tenido que dejar el televisor libre y he podido seguir jugando en mi ordenador portátil.

Inicio instantáneo, sin colas de espera

No sé qué pasará si Stadia consigue tener mucho éxito, pero actualmente el tiempo de espera para poder empezar a jugar es inexistente. A diferencia de servicios como GeForce Now que tienen cola de espera (que se reduce si pagas la cuota, pero no desaparece), en Stadia el inicio del juego es prácticamente el mismo que si lo iniciaras en tu ordenador.

Pagas por el juego, no por el servicio

Un detalle que no parece estar bien explicado en la mayoría de los sitios que hablan de Stadia es que su servicio es como tener una consola, compras los juegos y juegas, nada de suscripciones obligatorias. No sé cuánto durará este modelo o si cambiará en el futuro (no creo que lo cambien), pero es una forma «económica» de poder jugar sin tener que invertir en hardware. Si quiero jugar a F1 2020a 1080p – 60 FPS, debo de tener un HW mínimo. Si no dispongo del dinero para actualizar mi hardware, pero sí para comprar sólo este juego, puedo simplemente comprarlo y jugar.

La experiencia negativa.

Como todo en la vida, nada es perfecto y Stadia está aún lejos de estarlo. A continuación, algunos aspectos que considero interesantes comentar por parecerme bastante negativos según mi opinión. Evidentemente muchos de estos puntos son muy subjetivos.

Batería del mando mejorable

Voy a empezar por un tema que no me importa demasiado, pero que sí me ha afectado. La duración de la batería es bastante aceptable, pero no es de las mejores. Aunque dura perfectamente unos 8 o 10 horas de juego (un par de días intensos o más) quizás por el intensivo que le hice, me resulto un poco escaso. El hecho de que no se pueda cambiar la batería me parece un error enorme, pero supongo que es cuestión de ser precavido y cargar el mando después de cada uso.

En cualquier caso, creo que tenemos casos de baterias de mejor duración, y el mando no es especialmente barato para lo que ofrece.

Chromecast sólo con el mando Stadia

He comentado que usando el Ordenador puedes jugar de mil maneras a Stadia, pero si quieres usar en el televisor debes usar la opción del Chromecast. Quizás en futuras versiones esto cambie, pero ahora mismo sólo puedes jugar en Chromecast usando el mando de Stadia. Tengo varios mandos en casa, para mi es importante para jugar varios juntos en el sofá. Con Stadia, ahora mismo, me ha sido imposible. Podría desembolsar el dinero de un mando extra, pero teniendo ya disponibles mandos que se pueden conectar por bluetooth me resulta un engorro.

Evidentemente, esto es algo que me ocurriría si estuviésemos hablando de una consola, sólo son compatibles con los mandos de su propia compañía (bueno, realmente no es así, sí hay formas) pero se agradecería si Stadia ofreciera esta opción. Yo lo he echado de menos.

Depende de internet

El capitán obvio al rescate, un servicio de Streaming necesita de internet. Esto, según donde vivas y cuanta gente viva en casa, puede ser un auténtico dolor de cabeza. Si tu proveedor de internet, por el motivo que sea, está causándote problemas en tu conexión, tu experiencia va a ser una pesadilla. En mi caso tuve unos días de «micro cortes», apenas imperceptibles si sólo ves series o películas, pero me hicieron desistir de jugar. Si en casa tienes un ancho de banda limitado y convives con cuatro personas que pretenden ver cada una su serie o película, al final acabas peleando por el ancho de banda. Stadia necesita una buena conexión, no tiene que ser de 600 Mb, pero sí que una red saturada estropea la experiencia. Igual, si un día se corta internet, va a ser un día muy aburrido.

Al usar consolas físicas este problema no se presenta, internet sólo es necesario si juegas online. Depende mucho de tu estilo de vida, hoy en día son raros los días y lugares que no puedes estar conectados.

Un catálogo de juegos no muy extenso.

El catálogo cada día crece en contenido, casi todas las novedades están apareciendo en Stadia y estoy seguro de que en relativamente poco tiempo el número de juegos disponibles será comparable al del resto de tiendas de consolas. La apuesta de Google por cerrar su estudio de desarrollo y centrar el esfuerzo en colaborar con otras compañías está, seguramente, centrado en mejorar este aspecto. Pero reconozcámoslo, el número de juegos que en total existen en Stadia no es de los que abrumen. Puede cubrir las necesidades.

Eso sí, la colección que incluye la suscripción de PRO no recompensa a los usuarios de entrada, los juegos que se te unen a tu colección se quedan en tu colección, lo que implica que tu colección se va ampliando mientras mantengas la suscripción. La recompensa es para los que mantienen la suscripción puesto que mantienen los juegos mientras paguen los 10€, pero como usuario nuevo me encuentro un numero de juegos en la suscripción muy ajustada.

Conclusiones

Si tu conexión a internet es lo suficientemente buena, si tienes problemas para poder tener un equipo en condiciones o no te gusta tener que andar instalando juegos, Stadia es buena opción para ti. El juego en la nube se va a extender cada vez más, Stadia es ahora mismo la mejor opción posible en cuanto a número de dispositivos soportados y calidad de la imagen / input-lag.

Si tu presupuesto es muy ajustado y puedes permitirte pagar un juego, pero no el equipo necesario para hacerlo funcionar. Si por tu profesión o circunstancia familiar, te mueves mucho de ciudad, estas siempre con buena cobertura de internet y quieres poder continuar tus juegos sin tener que ir moviéndote con una pesada y cara consola. En definitiva, si las cosas que te interesan de Stadia te parecen interesantes, dale una oportunidad. Puedes probarlo sin pagar suscripción y aun así, 10€ no es un precio demasiado alto. Haz una prueba de tus primeras impresiones de Stadia de primera mano. No pierdes nada.

Aunque yo no lo recomendaría como unica plataforma de juegos. No me gusta, personalmente, depender exclusivamente de la nube, cualquier problema fuera de tu control puede estropearte la experiencia de juego o darte un quebradero de cabeza. Hablar de que te pueden borrar la cuenta no es significativo, porque lo mismo puede ocurrirte con tu cuenta de Sony, Microsoft, Steam o Nintendo, estamos hablando de unilateralmente google puede retirar un juego de la tienda y nunca podrías volver a jugarlo.

En definitiva, los mayores inconvenientes que le encuentro a escoger Stadia son más filosóficos / éticos que técnicos, por lo que pasa a ser una decisión personal.

A los 9 años me regalaron un Comodore 64 y no he parado de jugar y amar los videojuegos, me he dedicado profesionalmente a la informática y esta pasión no ha hecho más que crecer

Siguenos en :