a
  /  Juegos Retro   /  RPG de Mega Drive – Top 10

Consoleros

RPG de Mega Drive – Top 10

A día de hoy, los juegos de rol engloban a una gran gama de juegos de diferentes estilos y algunos de ellos se han convertido en auténticos blockbusters. Clásicos como Final Fantasy, Tales of, Persona… han bebido en gran medida de los juegos que vais a encontrar en este artículo, entre muchos otros. Hay que aclarar desde el primer momento que este es mi Top 10 personal de los RPG de Mega Drive. Por supuesto, cada uno tendrá sus preferencias, pero mi principal intención es enseñaros juegos que quizá no conocierais o que os provocaron cierta curiosidad.

10. Sword of Vermilion

Qué decir de este juego… Fue el primer gran RPG de Mega Drive, se lanzó en Europa en 1991. Tenía batallas aleatorias a lo largo de mapeados extensísimos, por los cuales solíamos ir a ciegas. Ah, y por si todavía no os lo habíais imaginado, la Espada Bermellón (Sword of Vermilion) era el arma más poderosa de todo el juego.

Aquí vais a encontrar de todo: acción, exploración, algo de misterio… es una verdadera lástima que se le note tanto el paso del tiempo y se haya quedado algo desfasado. Eso sí, a pesar de que se hace algo repetitivo, siempre consigue sorprender cuando descubres una nueva zona.

9. Story of Thor

Aunque lo haya colocado en novena posición, debo decir que pasé muy buenos ratos con este juego. La razón de que esté aquí es que una vez acabado es muy difícil rejugarlo, ya que la mecánica del juego es bastante repetitiva. Se asemeja mucho a los Legend of Zelda, pero sus personajes están compuestos por sprites más grandes.

La historia gira en torno al Príncipe Alí y a un brazalete misterioso que posee el poder de invocar a diferentes espíritus. Éstos nos van a proporcionar una serie de habilidades que nos van a ayudar a alcanzar nuestro objetivo.

Si no lo habéis probado, es totalmente recomendable. En EE.UU. fue conocido como Beyond Oasis. Además, os diré que está en perfecto castellano (no está mal para la época que era, ¿verdad?) y que su segunda parte fue lanzada en Saturn.

8. Light Crusader

Gran juego, el de Treasure… y difícil también. Este juego era de rol, es verdad, pero lo más destacado de él son los enrevesadísimos puzzles que debíamos solventar. En algunos momentos, más que un RPG de Mega Drive, parecía un auténtico rompecabezas. El guión que posee es algo digno de mención: el rey nos informa de que la gente del pueblo está desapareciendo misteriosamente. Mientras seguimos a un sospechoso, vemos cómo desaparece al entrar en el cementerio. Decididos, le seguimos y… hasta ahí puedo leer.

Sí os diré que a medida que vas avanzando en el juego, nada es lo que parece. Advertencia: al comenzar la partida, no vais a imaginaros ni de lejos cómo acaba el juego, eso sí, os va a costar mucho llegar a verlo (yo estuve a punto de dejarlo por imposible), pero tiene un punto a favor: ¡¡también está en castellano!!

7. Wonderboy in Monster World

Fue el primer RPG de Mega Drive que probé en mi vida y me encantó. Destacaba por sus gráficos coloridos y tenía un componente de acción y aventura que enganchaba, la verdad. Mientras buscábamos a ciertos personajes a lo largo del mundo, debíamos enfrentarnos constantemente con enemigos. Un gran juego que hace honor al nombre Wonderboy, con una buena cantidad de secretos por descubrir.

Posiblemente se vea como el típico juego de rol, con espadachines y princesas, pero no os equivoquéis, tiene mucho más que todo eso. Y debo volver a insistir (a costa de repetirme): no me creeríais si os dijera dónde tiene lugar el final del juego. Si tenéis curiosidad, ya sabéis: probadlo.

6. Monster World 4

Éste no llegó nunca a España en la década de los 90. Menos mal que Steam y la reciente Mega Drive Mini se encargaron de solventar ese craso error. Una auténtica pena, ya que contenía las mismas virtudes que Wonderboy in Monster World y además, cada mundo era enormemente largo. La protagonista del juego era, en este caso, una linda muchachita que parecía sacada de los cuentos de Las Mil y Una Noches (¿alguien habló de Shantae?).

Gráficos coloridos, mucha acción y elevada dificultad eran unos ingredientes apetecibles para cualquier fanático de los juegos de rol. Un imprescindible del que tuvimos que abstenernos forzosamente.

5. Landstalker

Sin duda alguna, si un juego se hizo famoso en este país en aquellas épocas, ése fue sin duda Landstalker. Que si lo traen a España, que no, que sí,… todo para que al final tampoco llegara. Menos mal que con algunas recopilaciones para consolas y PC también hemos podido disfrutar de él en la época actual.

Personalmente, la perspectiva isométrica que utiliza no me parece cómoda ni práctica para jugar y dificulta mucho el control en la parte final del juego, aunque esto es una mera opinión. Aventura, puzzles, intrigas,… seguramente habría sido de mis favoritos, pero como no aterrizó aquí, me dediqué a otros menesteres.

4. Shining Force

Con este juego comenzó la que para mí es la mejor saga de juegos de la consola de 16 bit de SEGA, siendo su principal virtud las magníficas batallas estratégicas que posee y lo bien planteadas que están. De hecho, este juego está en la cuarta posición porque lo descubrí bastante más tarde que su segunda parte, que para mi gusto es la obra cumbre de los RPG de Mega Drive. Lo mejor que tienen este tipo de juegos es que, si te gusta el género, puedes rejugarlo una y otra vez sin temor a cansarte. Es una verdadera delicia.

Posteriormente, pudimos disfrutar de versiones de este juego en otros sistemas: Shining Force CD, que es un remake de los Shining Force de Game Gear para Mega CD o Shining Force III, que fue lanzado años más tarde en Saturn. Este último se dividió en tres escenarios, cada uno de los cuales era un juego distinto.

3. Phantasy Star IV

La medalla de bronce se la ha ganado Phantasy Star IV por méritos propios. Seguramente, si hiciéramos una encuesta mundial, este juego aparecería en el primer puesto de este ránking, dado que tiene el estilo de juego más habitual: vamos de un sitio a otro disfrutando de mil aventuras, personajes con carisma, una gran historia y un nivel de dificultad exigente. Debo confesar que, a día de hoy, no he conseguido acabarlo.

Tiene absolutamente de todo y el guión seguramente sea el más emotivo de todo el Top 10. Es un título que transmite muchos sentimientos, algo muy loable para la época. Muy emocionante.
Con la llegada de la consola Dreamcast al mercado pudimos disfrutar del genial Phantasy Star Online, el primer videojuego de rol online para consola. A día de hoy tenemos a nuestra disposición Phantasy Star Online 2, un free to play que podéis encontrar en Steam. Estos últimos, no son exactamente iguales al juego que aquí nos ocupa, pero ambos beben de él en muchos detalles.

2. Soleil

Soleil es uno de esos juegos que llegan sin hacer mucho ruido y se acaban convirtiendo en clásicos, en obras maestras. A poco que miréis esta imagen y conozcáis un poco los juegos de la época, lo primero que váis a pensar es en cómo se parece a todos los juegos de Zelda. Y tenéis razón.
Pero parecidos aparte, este juego engancha. Por su historia, elaborada como pocas, por su personaje principal, que se siente solo en el mundo cuando deja de entender a los humanos, por el amor a la naturaleza que transmite (a lo largo de todo el juego) y por muchas cosas más. Yo le he dado la segunda posición, pero seguro que hay mucha gente que le daría el primer lugar.

Derrocha aventura por los cuatro costados y además tiene los mejores textos de todo el catálogo de Mega Drive, que se pueden disfrutar en perfecto castellano. La traducción es tan buena, que en su día se dijo que mejoraba la versión anglosajona.
Tiene guiños a todos los grandes. Así, podemos estar en una playa en la que vemos a Sonic tomando el sol en una hamaca, un lobo vestido con una capa roja como la de Caperucita o detalles que recuerdan al Mago de Oz.

1. Shining Force II

El punto más alto de este Top 10 de RPG de Mega Drive no puede ser para otro más que él. Os voy a contar por qué. Cuando me compré Soleil, ya sabía qué tipo de juego me iba a encontrar porque había leído su análisis detalladamente en la prensa de videojuegos de aquel año. En cambio, cuando adquirí este juego sólo sabía que era un juego de rol. Vi la carátula y me pareció que tenía buena pinta porque aparecían espadachines, curanderos, magos, guerreros y todo tipo de personajes variados, pero no sabía realmente qué me iba a encontrar.

Cuando puse el cartucho en la consola, caí preso de su historia: todo comienza cuando la avaricia de un ladrón llamado Slade le hace entrar en busca de unas joyas legendarias en la Torre de los Antiguos… (vale, es cierto, me encantan este tipo de historias).

Mejora todas las virtudes de su antecesor y amplía las horas de juego hasta límites insospechados (creo que tardé unas 80 horas en pasármelo). Tiene multitud de secretos, desde personajes escondidos hasta el herrero que moldea un metal precioso llamado Mithril, con el que se fabrican las mejores armas de todo el juego. Verdaderamente bestial.

Y ahora os toca a vosotros. Dejadme en los comentarios cuál sería vuestro Top 10 de la 16-bit de SEGA, si estáis de acuerdo conmigo, si he cometido alguna atrocidad o si simplemente habríais incluido otras opciones. Soy todo oídos.

Retro, clásico, vintage... elige la palabra que mejor se ajuste. Con inquietudes del siglo XXI. Desde NES y Mega Drive hasta Switch, PS5 y Xbox Series X. Adoro los JRPG, las buenas aventuras, carreras de coches frenéticas y, por qué no, algún juego de plataformas o acción.

Siguenos en :