Quackshot (Mega Drive)

Existen gran cantidad de títulos que recuerdo con cariño de la época de la Mega Drive, pero uno de los primeros que tuve fue Quackshot. Era el primer juego protagonizado íntegramente por el pato Donald y una incursión más de SEGA en el mundo Disney. Aunque ya existían otras obras maestras, como FantasiaCastle of Illusion, ambas protagonizadas por el ratón Mickey.

Pantalla del título

Comienza la patoaventura de Quackshot

En Quackshot, Donald va tras la búsqueda del tesoro del rey Garuzia, cuyo mapa descubre mientras hojea unos libros antiguos del Tío Gilito. Ni corto ni perezoso, se lleva a sus tres sobrinos con él (Juanito, Jorgito y Jaimito) y se convierte en un Indiana Jones muy particular. «Te traeré el tesoro y estarás orgullosa de mí» le dice a Daisy, mientras sale disparado. En su periplo, viajará a lo largo de todo el mundo, visitando la India, México, un barco pirata o la mismísima Transilvania.

Donald luchando con fieras
De viaje por Transilvania

Quackshot ¿el típico juego de plataformas?

Aparentemente, parecía el típico título de saltos en el que íbamos pasando pantalla tras pantalla, pero resultó no ser así. Aunque el componente plataformero era muy importante, se basaba en un sistema de aventuras, es decir, debíamos encontrar ciertos objetos para acceder a zonas nuevas. Tras esto, regresábamos a zonas ya visitadas con los nuevos ítems y podíamos seguir avanzando. Vamos, que salvando las distancias (que las tiene, y grandes), Quackshot era un sandbox de la época con muchas plataformas que superar.

Pero no os voy a aburrir con detalles y os pondré un ejemplo: el arma inicial de Donald son unos desatascadores de color amarillo. Por aquellas épocas, Disney siempre tenía sumo cuidado de no enseñar violencia en sus juegos.

Quackshot-Duckburg
Lanzando desatascadores amarillos

Al final de Duckburg, la primera fase, nos topamos con un muro imposible de saltar. Avanzamos hasta otra fase nueva, no os diré cuál, y obtenemos otros desatascadores de color rojo. Éstos, si son lanzados contra un muro, permanecen fijos durante unos segundos. Esta característica es la que podremos aprovechar para salvar el muro de la primera fase.

Donald es muy gruñón, pero eso ya lo sabíamos

Existe también una barra de Temperamento (Temper), que indica lo enfadado que está Donald. Cada vez que se come una guindilla, rellena un hueco vacío en un medidor. Cuando éste llega a cinco, se cabrea de tal forma que es inmune a cualquier ataque enemigo durante un tiempo limitado. Sin embargo, ¡¡mucho cuidado!!, si se cae al vacío perderá una vida igualmente.

Donald muy enfadado

Hay otros detalles del juego que también podría mencionar aquí: diferentes tipos de armas, apariciones estelares de otros personajes de Disney, enemigos finales… pero prefiero que los descubráis vosotros mismos. Si advierto que cambiar de arma en algunos momentos del juego resulta algo incómodo, dado que se debe hacer desde el menú Pausa.

PUNTUACIONES FINALES

GRÁFICOS:

Las animaciones de Donald están muy logradas y resulta muy gracioso, especialmente cuando se enfada. Los detalles de cada fase de Quackshot están muy cuidados, sobre todo para la época en la que se concibió el juego. Quizá los fondos sean simples, pero son dinámicos (se percibe el movimiento relativo de nuestro personaje) y dan más acción al juego. Además, es muy colorido, lo que le hace muy agradable a la vista.

Quackshot-Vikingos
¡Booooooooomba!

SONIDO:

Es cierto que la banda sonora es una gran mezcla entre melodías Disney y una película de aventuras; sin embargo, a veces resulta algo repetitiva y pesada, especialmente cuando mueres y tienes que empezar desde el principio de la fase. Aun así, acompaña muy bien al desarrollo, al igual que los efectos sonoros, que cumplen perfectamente su cometido. 

JUGABILIDAD:

En sí, se deja jugar de principio a fin, el control es fácil y rápido de aprender. Como la mayoría de los juegos de Disney, la dificultad no es excesivamente elevada. Pero os advierto: los primeros juegos que sacaron no eran para nada sencillos. Si no me creéis probad Fantasia, de Megadrive, ¡¡es uno de los juegos más difíciles del mundo!! De todos modos, seguro que muchos días os matarían todas las vidas, así que no os confiéis. Como punto algo negativo, está en perfecto inglés, aunque tampoco creo que importe mucho, dado que en aquella época todos utilizaban la lengua de Shakespeare.

Quackshot-Mexico
Desde aquí no me ve…

REJUGABILIDAD: 

Es bastante rejugable, pero dejando largos intervalos de tiempo entre partida y partida. Quackshot es uno de los pocos juegos de Disney que tiene este privilegio, los demás suelen resultar bastante más ñoños como para rejugarlos. El componente aventurero debería restarle puntos en este aspecto: una vez que ya te lo has pasado, ya sabes el camino a seguir. No obstante, si ha pasado el tiempo suficiente, se puede volver a disfrutar de él.

El mundo a tus pies

En definitiva…

Todo aquél que lo pruebe que va a pasar muchas horas divertidas con él. Va a tener momentos de desesperación, de emoción y de risa y que, en definitiva, se lo va a pasar en grande. No ignoréis este juego por ser del pato Donald (parece que siempre es Mickey quien acapara todo el protagonismo). Probadlo y ya veréis como no os va a defraudar.

Si aún queréis más Disney, os recomiendo visitar Kingdom Hearts: Melody of Memories para que saquéis a relucir vuestra vena más melódica.

Quackshot

8.4

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.8/10

Jugabilidad

9.3/10

Rejugabilidad

8.6/10

Pros

  • La ambientación aventurera, soberbia
  • Ha envejecido muy bien, invita a ser jugado de nuevo
  • Muy divertido y con situaciones muy variadas
  • Poder manejar a Donald por primera vez en Mega Drive

Cons

  • El cambio de arma a través del menú pausa
  • Es bastante fácil, en general
  • Resulta muy corto

Juampa

Retro, clásico, vintage... elige la palabra que mejor se ajuste. Con inquietudes del siglo XXI. Desde NES y Mega Drive hasta Switch, PS5 y Xbox Series X. Adoro los JRPG, las buenas aventuras, carreras de coches frenéticas y, por qué no, algún juego de plataformas o acción.