a
  /  Artículos   /  Nada es tan «retro» como parece

Consoleros

Nada es tan «retro» como parece

Consolas retro, gráficos retro, juegos retro… ¿Quién no ha usado esa palabra en este hobby que todos compartimos? Es una palabra que suena a bits, sagas míticas y sobre todo, consolas de otro siglo. Una palabra que marca una época y varias generaciones que se consideran míticas. Allá quedan consolas que muchos de nosotros jugamos de niños y no tan niños.

Aunque es una palabra que nos inspira todo lo que he mencionado antes, muchas veces la empleamos erróneamente. No todos los sistemas del pasado son retro ni mucho menos, incluso tenemos consolas que, a pesar de sus años, siguen siendo contemporáneas.

La revolución de las máquinas

Hace más de diez años que salió una de las generaciones más completas de los videojuegos. La séptima generación venía con novedades que para aquel entonces que todavía no estaban al alcance de muchos. Era una transición entre televisores de tubo por euroconector y RCA por televisores “plasma” y el ya conocido por todos HDMI. También Sony introdujo en su consola el Blu-ray, una novedad para aquel entonces ya que tenía mayor almacenaje que un DVD y la posibilidad de leer en HD. Algo que, para entonces, era una revolución en toda regla.

También podemos destacar de esta generación el uso de controles inalámbricos en todas las consolas de sobremesa, y el uso de la pantalla táctil en Nintendo DS. Para que os hagáis una idea del impacto que tuvo por ejemplo la pantalla táctil en la DS, recuerdo leer como era su funcionamiento y me resultaba algo de ciencia ficción. No llegaba a comprender que pudieses pulsar una pantalla y que reaccionara como si de un botón se tratase. Por aquel entonces yo era un niño y como aún no tenía internet todos esos datos las leía en las revistas de videojuegos, todo eso por 2003 y 2004.

¿Podríamos catalogar esta generación como retro?

Creo que sería injusto decir que están obsoletas. La Xbox 360 y PlayStation 3 tienen señal HDMI, con lo que en cualquier momento podemos jugar con ellas e incluso utilizarlas en un monitor. Sin contar que la tecnología que se usaba no era muy diferente a las consolas sucesoras. Obviamente el cambio de hardware y mejoras están ahí, pero sin duda marcaron el estándar hace más de una década para las futuras generaciones.

Aunque es cierto que Wii puede ser una excepción, ya que nunca tuvo HDMI. Y esto en mi opinión es un fallo enorme por parte de Nintendo, ya que incluso la Wii Mini que fue una revisión de 2013 tampoco lo tenía, dejando la consola clavada al pasado con el porvenir de los años.

Quizá el catálogo y ciclo de vida están acabadas. Sus funcionamientos de red están desactivadas o limitadas y jugar online es imposible en la mayoría de los títulos. Muchas consolas quedaron olvidadas en el armario y otras simplemente fueron vendidas. La gloria que en algún momento contemplaron quedaron en nuestros recuerdos, y posiblemente muchos ya ni juegan a ellas. Pero quizá sea una de las generaciones que lejos estuvo de estar anticuadas, de ser retro. 

¿A qué te traen buenos recuerdos?

Hace poco más de un año en casa de un amigo estuvimos jugando al Dark Souls y para nada sentía que estaba jugando en un sistema de otra época. Estábamos jugándolo en un televisor actual y el juego se veía a una buena resolución. Gráficamente tal vez no se viese tan actual, pero tampoco se percibía de otra época. Con anterioridad ya había jugado a la versión de PC y en ningún momento me pareció distinto a la experiencia que ya había tenido. Me resulta fascinante como un sistema que tiene más de diez años aun jugándose, se sienta actual.

Como podemos comprobar, la séptima generación fue un antes y un después en todos los aspectos. Superando en cuanto a rendimiento a sus predecesoras y que vino cargadas de novedades muy modernas en su época. Unas consolas que por hardware están lejos de ser algo retro, aunque quizá no todas han envejecido de la misma manera, como es el caso de la Wii. De todas formas, no se le puede reprochar nada a ninguna. Fueron grandes consolas, ofrecieron grandes títulos y mucha diversión durante todo su ciclo de vida.

Siguenos en :