Mando Xbox Elite Series 2 – Revisión y análisis

El mando Xbox Elite 2 de Xbox fue anunciado por Microsoft en el E3 de 2019 como la revisión de su anterior mando Elite, pensado para los que quieren una experiencia de juego más allá con un mando mas profesional.

Actualmente no es un mando fácil de encontrar, la mayoría de las tiendas online muestran el producto como agotado, por lo que tanto por precio como disponibilidad hace sentir a su poseedor la exclusividad del producto.

Ahora que tengo el mando en las manos, ha llegado el momento de comprobar si el producto merece la pena para el tiempo que se tarda en conseguirlo y por el precio que tiene (179 € en MediaMarkt).

El empaquetado

Al llegar a casa sorprende el peso que tiene la caja. Al abrirla encontramos la funda y el cable USB, junto con unas instrucciones y un código de regalo de 14 días al Game Pass Ultimate (que no he podido usar, porque sólo se puede activar en cuentas nuevas… no comments).

El contenido de la caja es básicamente la funda con el mando en su interior

La funda es de tela rígida y tiene un práctico orificio con una tapa de plástico en la parte posterior.

Esto permite introducir el cable USB-C directamente para cargar el mando sin necesidad de sacar el mando de la funda.

En su interior encontramos unas piezas para reemplazar la goma de los mandos analógicos, por si prefieres una superficie mayor, con textura más esférica o pequeña.

Además de una cruceta tradicional y una pequeña pieza metálica que hace las veces de destornillador pequeño, que usaremos para ajustar la resistencia que ofrecen los mandos analógicos.

Y lo que hace que la funda pese tanto es una base de carga para el mando, de aspecto metálico, que el mando se pueda cargar sin necesidad de sacarlo de la funda. Un detalle muy bueno.

El mando

El mando élite viene con batería incluida que oficialmente debería de durar hasta 40 horas. Aun así, el cable que se incluye tiene más de 2 metros que en case de emergencia te permite terminar la partida conectado mediante USB.

El peso es ligeramente mayor que el habitual de Xbox, con una textura gomosa, muy agradable (al menos para mi gusto), diferente a la textura más suave del mando convencional. El inconveniente de este material es que se quedan marcadas las huellas con mayor facilidad lo cual no es un problema, pero es algo a señalar.

La textura gomosa del mando hace que las marcas de las huellas sean más pronunciadas.

En la parte inferior nos encontramos con cuatro palancas y dos interruptores con tres posiciones. Estos interruptores permiten modificar el recorrido que los gatillos hacen antes de llegar al fondo. Así en la posición superior el gatillo tiene un recorrido similar al mando normal, pensado para aquellos juegos que tienen progresión en este botón, por ejemplo, los juegos de coches (el botón de acelerador suele ser el gatillo derecho).

Si ponemos el interruptor en su posición inferior, el gatillo se comporta como un pulsador, eliminando todo el recorrido, tiene casi el mismo recorrido que el pulsador RB o LB. Esta posición podría ser más útil para los shooters o juegos de acción, en los que la reacción que se busca es más rápida.

La personalización

Para las palancas es necesario configurar el mando usando la aplicación de Accesorios de Xbox (disponible en la Store de Microsoft ), en esta aplicación nos permitirá configurar diferentes perfiles del mando, actualizar el firmware y almacenar en el mando hasta cuatro perfiles, que se seleccionan con el botón central del mando.

En la galería de imágenes se puede ver la cantidad de parámetros que se pueden ajustar del mando. Los cuales aún no me siento capacitado para describir en profundidad, sobre todo los relacionados con los stick. Los parámetros de cálculo y curva de sensibilidad estoy aprendiendo su funcionamiento. Quizás en un futuro amplíe el artículo explicándolos.

Jugando con el mando

Es importante es señalar que las palancas inferiores se pueden configurar para reemplazar un botón al ser accionadas, lo que te da un extra de comodidad, una vez te acostumbras. Por ejemplo, en la imagen se puede apreciar una configuración personal, que es mover los botones RB y LB a las palancas superiores y los botones que suelen estar en los sticks, a las palancas inferiores. Esta configuración me pareció útil en algunos juegos de aventuras, en los que el botón central del stick se usa para acciones, como en Tomb Raider.

En Halo: Master Chef Collection, un shooter de primera persona, me he pasado la campaña completa de Halo: Reach, y he comprobado que la combinación de tener el botón X en una de las palancas permite usar la mochila voladora en algunos combates a la vez que puedes mover la cámara con el stick derecho. Lo que permitía sobrevolar algunos enemigos y atacarles desde arriba.

Aunque tener el botón de apuntado en otra de las palacas (que suele usarse pulsando el botón del stick, un poco incómodo a mi parecer) es también mu cómodo. La velocidad de apuntado aumenta al no perder tiempo en pulsar el botón.

En juegos de coches, en mi caso el Forza Horizon 4 y DiRT Rally 2.0 , he probado poner el freno de mano en una de las palancas, pero no le he encontrado mucha comodidad, sí es cierto que si usas el cambio de marchas manual, subir o bajar de marchas se hace mucho más fácil. Siempre y cuando no seas como yo y aprietes el mando en los momentos de tensión (la falta de costumbre) y en mitad de una carrera a punto de conseguir un buen tiempo, reduzcas de marcha una recta (?).

Para otro tipo de juegos, me he atrevido a usar juegos de plataformas, un indi como Celeste en PC. En este caso la opción de cambiar botones a la palanca me ha hecho que se me cansen un poco el pulgar derecho, puesto que había puesto los botones en las palancas. El problema es acostumbrarse a la nueva disposición, lo que provoca que falles más, pero una vez acostumbrado puedo asegurar que es bastante cómodo.

En todos los juegos he notado que la vibración es muy intensa, aunque puede que a muchos no les agrade eso (si eres aficionado a los shooters, que el mando vibre dificulta apuntar bien), a mí en juegos con sobresaltos o sensaciones de respuesta a través de la vibración, me gusta que se aprecie.

Conclusiones

Mi experiencia todavía no ha sido demasiado extensa, pero he de asegurar que las sensaciones son muy agradables. lo que tengo duda es, si es un producto que realmente merezca la pena la inversión si no buscas el ajuste fino del mando.

El mando se siente muy cómodo, las pequeñas modificaciones de iluminación, palancas, dureza del stick, etc… hacen que puedas ajustar tantos parámetros que resulta imposible no ponerlo a tu agrado. Es un regalo estupendo para ese gran jugador al que le gustan esos detalles y seguro que todo gran jugador lo va a apreciar. Las cuatro palancas inferiores son una delicia para la personalización.

Si tengo que ponerle un pero, es que realmente no es un mando que cambie las sensaciones de juego tanto como para recomendárselo a todo el público. La calidad del mando es estupenda, pero quizás la relación calidad precio es un poco alta. El precio es más del doble de un mando original, que no es poco.

Asúmelo, si piensas en comprártelo, es más por la sensación de exclusividad y querer sentirte un poquito más profesional que porque el mando vaya a hacerte más fácil ganar. ¿Lo recomiendo? Si puedes permitírtelo o quieres hacer un regalo sin miedo a equivocarte, sin dudarlo, el mando tiene mucha calidad. Si andas justo de dinero, invierte el dinero comprando juegos y espera a estar más desahogado.

Xbox Elite Series 2

179,99€
9.5

Valoracion General

9.5/10

Pros

  • Carga del mando muy cómoda
  • Agradable al tacto
  • Muy personalizable

Cons

  • El precio un poco alto de más

tranquilomajete

A los 9 años me regalaron un Comodore 64 y no he parado de jugar y amar los videojuegos, me he dedicado profesionalmente a la informática y esta pasión no ha hecho más que crecer