a
  /  Análisis   /  Fairy Tail: Un mundo lleno de magia

Consoleros

Fairy Tail: Un mundo lleno de magia

Fairy Tail: el manga escrito y diseñado por Hiro Mashima, con 63 volúmenes y más de 300 episodios animados, ahora recibe una adaptación en el mundo de los videojuegos de la mano de Koch Media, Koei Tecmo y Gust. No es el típico juego adaptación de un anime, sino que esta vez apostaron por un sistema un poco diferente: un RPG por turnos. Para conocer el resultado de esta apuesta, tanto si eres fanático del anime o manga, así como si oyes hablar de él por primera vez, te invitamos a continuar con nosotros para conocer todos los detalles de este videojuego que «SPOILER ALERT», vale mucho la pena.

La Historia de Fairy Tail:

La historia del videojuego comienza alrededor del capítulo 250 del manga con una batalla titánica entre un grupo de magos y un poderoso hechicero llamado Hades. Si eres seguidor del manga o anime, la decisión de comenzar precisamente aquí te puede parecer muy interesante, ya que precisamente en ese momento la historia tiene como una especie de reinicio comenzando una especie de progresión vertical que se refleja en el juego. Si eres totalmente nuevo, estarás un poco perdido al principio, pero puedes seguir el juego sin ninguna preocupación ya que los desarrolladores intentaron hacer la historia lo más neutral posible para los nuevos usuarios. El mundo de Fairy Tail está lleno de magia, tanto como para que muchos magos formen gremios en los que socializar y emprender lucrativas misiones, cazando criminales o artefactos.

La historia gira en torno a un gremio llamado «Fairy Tail» y sus integrantes, principalmente Natsu y Lucy. Si bien el anime tiene mucha profundidad en cuanto a personajes,  el juego pierde mucho en términos de introspección y caracterización. El equipo de desarrollo asume que el jugador ya conoce los principales detalles de los miembros del gremio, relegando información importante a algunos diálogos superficiales o misiones secundarias que profundizan un poco en los vínculos personales de los integrantes.

Narrativa:

Este es uno de los aspectos más problemáticos del título. El videojuego cuenta la historia del anime hasta la saga de Tártaros, pero resumiendo de forma torpe algunos eventos importantes así como cortando pasajes enteros de la historia principal. Este es un flaco favor de cara a los fans, pero también para los nuevos jugadores que intentan adentrarse en la historia. El doblaje no es tampoco uno de sus fuertes, escrito en inglés y doblado (a menudo sólo parcialmente) en japonés, lo que no supone la mejor elección para este tipo de juegos. A su favor podemos decir que hay suficientes ayudas en el mapa para que el idioma no sea un problema demasiado relevante para los jugadores, si bien nos hubiera encantado una traducción al español.

¿Juego de Rol?

Basándose en la premisa de cumplir encargos para llevar a tu gremio a lo más alto, la decisión de adaptar el anime mediante un juego de rol tiene todo el sentido del mundo. El videojuego no intenta competir con los grandes del género, sin embargo cumple con lo esperado y nos parece incluso una gran alternativa en el mercado actual de los videojuegos. Hay múltiples aspectos en los que debería estar más pulido, pero cuenta con un alma única que sin duda debería ser tomada en cuenta por todos aquellos que disfrutan los juegos de rol menos «tradicionales«.

Apartado Técnico y Artístico:

Tanto el sombreado como el estilo artístico recuerdan fielmente a su contraparte animada, así como a las obras de Mashima, lo que sin duda es un punto a favor de este juego. Hemos observado algunas caídas de fotogramas en escenarios sin tanta carga gráfica, así como ligeros fallos en el modelaje. Los efectos están bien conseguidos y son visualmente agradables, aunque en algunos momentos se quedan un poco pobres si comparamos con otros juegos recientes como Dragon Ball Z: Kakarot.

El dibujado es lindo y con ligeros toques de nostalgia intentando captar la atención del jugador. Queda claro que no es una mega-producción, pero está muy bien conseguido, notándose el excelente trabajo del desarrollador así como su cuidado y esmero para traernos un videojuego a la altura.

Jugabilidad:

Este es sin dudas uno de los aspectos a los que más cuidado prestaron durante el desarrollo del juego. El sistema de combate es muy intuitivo, y garantiza una buena variedad gracias a los quince personajes jugables. Las batallas tienen lugar por turnos y despliegan a nuestros héroes, hasta cinco, contra un número variable de enemigos, dispuestos en una especie de tablero de ajedrez. A diferencia de muchos otros RPG, Fairy Tail se centra en hechizos y técnicas especiales que consumen puntos mágicos canónicos: los ataques cuerpo a cuerpo son el último recurso, ya que infligen muy poco daño. Derrotar a los enemigos usando los hechizos elementales que necesitas restaura parcialmente los Puntos Mágicos que has consumido, por lo que es importante elegir cuidadosamente los hechizos ,para que poder dañar o eliminar más objetivos. Algunos hechizos infligen daño en dos espacios adyacentes.

Cada lanzamiento de hechizos también carga un indicador que, al alcanzar el nivel más alto, te permite descargar múltiples ataques encadenados en un solo turno, terminando el combo con un remate potente y espectacular. Cada hechizo es una cinemática en el que el mago lanza su ataque gritándolo en voz alta al igual que en el manga o el anime. Un pequeño guiño a los fanáticos que sin dudas se agradece. El crecimiento y gestión de los personajes también es muy satisfactorio creando una experiencia agradable en general.

Progresión, historia y misiones:

El objetivo del juego es devolver la antigua gloria a tu gremio caído en desgracia después de los eventos del inicio. ¿La manera de lograrlo? Cumpliendo misiones que lo elevan en la clasificación, un mecanismo que obliga al jugador a realizar misiones secundarias para alcanzar el umbral necesario para desbloquear los capítulos posteriores. En ocasiones también tienes que completar objetivos secundarios para mejorar las relaciones entre los personajes o los servicios ofrecidos por el gremio.

La exploración es pobre. Las ciudades, mapas o laberintos externos son pocos y estrechos, con algunos habitantes que nos pedirán coleccionables a cambio de una recompensa. El jugador puede utilizar los puntos ganados completando misiones para mejorar los personajes desbloqueados, acceder a nuevos disfraces o habilidades específicas que sin duda son un excelente agregado para los más fanáticos.

Conclusiones:

Fairy Tail es un juego que definitivamente debes probar si eres fanático de la saga. Un juego con algunas sombras pero muchas luces que lo convierten en un título muy completo para los amantes del género así como para cualquier persona que decida otorgarle una oportunidad. El combate es uno de sus puntos fuertes y cuenta con algunos detalles muy importantes para sus seguidores. En fin, una experiencia que sin duda te agradará y en la cual puedes ponerte en la piel de tus magos favoritos mientras llevas a Fairy Tail a convertirse de nuevo en el mejor gremio de toda Fiore.

Volver a Inicio

Un agradecimiento especial a los chicos de Koch Media y Koei Tecmo por facilitarnos las herramientas para realizar este análisis.

Amante de los videojuegos que tengo memoria, gran fanático de las consolas retro en especial Game Cube, Xbox 360 y Super Nintendo. Colaborador de Varias publicaciones y Podcast

Siguenos en :