Control parental en las consolas

Revisamos las posibles opciones de Control Parental que tenemos en las diferentes plataformas, veamos que nos ofrecen cada una y como puede mejorarse.

Desde que se crearon las primeras consolas fueron enfocadas como un dispositivo pensado principalmente para los más pequeños de la casa. Con el paso del tiempo, estos pequeños crecieron y, en muchos casos, su interés en las consolas no decreció, por lo que el mercado se adaptó y empezó a crear juegos más adultos, con contenido que no está para nada recomendado para los niños.

Además de la aparición de Internet y que las nuevas consolas facilitan el acceso a la red desde la comodidad del sofá. Los padres por lo tanto deben ahora tener más cuidado de a que juegan sus hijos y que puede hacer los infantes cuando no están vigilando. Las empresas fabricantes de consolas son conscientes de esto y responden a la demanda de los padres, creando un control parental de estas. A continuación, revisamos las posibles opciones que tenemos en las diferentes plataformas, veamos que nos ofrecen cada una y como puede mejorarse.

En común

En todas las plataformas existe un punto en común y es la cuenta familiar, este tipo de cuentas se tiene que definir uno o varios adultos que son los que conceden y restringen los permisos del resto de la familia. En todos ellos existe por lo tanto un proceso que debe de hacerse a través de la web, en la que se asocia la cuenta de la consola con un perfil creado en internet. Este punto es importante señalarlo porque en cada apartado hablaremos del «adulto» y del «niño» que debemos de haber definido previamente en un portal. En algunos casos se puede hacer directamente desde la misma consola, pero por lo general, los permisos se suelen gestionar desde una web o aplicación externa a la consola.

Nintendo

Nintendo es en principio la marca que más se asocia a los videojuegos más «amigables» para toda la familia, al fin y al cabo, es la única que tiene una «mascota» oficial que encanta a muchos niños, Mario y compañía son adorables y casi siempre una apuesta segura para los más pequeños en términos de accesibilidad y tranquilidad para los padres. Pero evidentemente no todo su catálogo tiene la misma categoría, es por lo tanto imprescindible un control parental para evitar que un niño pequeño accidentalmente empiece a jugar a Doom o se encuentre con escenas poco apropiadas jugando a The Witcher 3.

El control parental que Nintendo ofrece a través de la aplicación para móviles, se programan las horas en las que la consola puede usarse, bloquearla en caso de que sobrepase el tiempo y bloquear los juegos que está permitido ejecutar.

El mayor problema es que el control parental, aunque necesita asociarse con niños, se hace a nivel de consola, por lo que si deseas diferentes niveles de control para varios niños, por ejemplo en el caso de que jueguen un niño de 5 años y otro de 10 en la misma consola, o restringes al mínimo (5) y ocasionalmente permites al mayor ciertos juegos, por ejemplo, un juego tipo Zelda: Breath of the wild tiene una restricción de mínima 12 años, pero puedes considerar que con 10 años está preparado para jugarlo) o al máximo y vigilas de que el más pequeño no use los juegos del mayor. Por supuesto está la opción de comprar dos consolas.

Desde la web no es posible configurar nada sobre los permisos de las cuentas familiares más allá de crearlas o cambiar las contraseñas.

A pesar de que sólo podemos controlarlo desde la App para móviles, la ventaja del control de Nintendo es que es fácil y simple, teniendo siempre la opción desde la misma consola de desactivar el control para lo que queda de día.

En la Nintendo Switch no podemos navegar por internet, como sí ocurría en la Wii U, por lo que no es necesario el control de que webs se pueden ver desde el navegador.

Microsoft

La opción de Microsoft es más global, está pensada para todas las plataformas de la compañía, desde Windows 10 a Xbox. Al contrario de Nintendo, Microsoft no restringe por consola, si no por cuenta de usuario. Cada usuario existente en la consola tiene una cuenta microsoft, y desde la web de Microsoft Family puedes gestionar los permisos.

Control horario desde la web de Microsoft Family
Control horario desde la web de Microsoft Family

Puedes restringir si este miembro de la familia puede acceder a partir de ciertas horas ciertos dispositivos y si lo deseas, restringir el rango de edad de los juegos a los que puede acceder.

Restriccion de contenido por edad en la web de microsoft.
Restricción de contenido desde la web de Microsoft family.

Un mayor control que se traduce en mayor complejidad. Desde la consola puedes extender el tiempo de juego de un menor a través solicitar permiso a un adulto, que puede hacerlo desde la misma consola o usando la web.

Actualmente la aplicación de Microsoft para móviles está en fase Beta, por lo que todo este «complejo» sistema de permisos y restricciones debe de hacerse usando un navegador, que en caso de tener que hacerse desde un móvil se vuelve bastante incómodo. Aunque para la mayoría de los casos (por ejemplo, extender el tiempo 15 minutos más para que dé tiempo a guardar la partida, porque claro, los juegos hoy en día no se guardan las partidas automáticamente ?). La aplicación de Microsoft no sólo funciona para Xbox, sino que, si tenemos un ordenador con Windows 10 y el usuario de inicio de sesión está vinculado con una cuenta Microsoft familiar, podemos controlar que aplicaciones y sitios web puede visitar el niño.

Ocurre algo parecido a lo que ocurre en Nintendo, si tienes diferentes edades por perfil y no quieres que un niño pequeño acceda a contenido no adecuado a su edad, o configuras las cuentas con menos restricciones con contraseña. Algo incómodo para los más mayores, pero con más control que la solución de Nintendo.

Sony

La solución de control parental de Sony para PlayStation es bastante similar a la que ofrece Microsoft, puesto que está asociada a la cuenta del usuario, por lo que el control de horario y de acceso a juegos e internet es muy similar. Debes de gestionar desde la web las cuentas que están asociadas a una familia y desde ahí controlar las restricciones horarias y de edades que cada miembro tiene.

Desde la web de PlayStation debes de acceder al menú de administración de familia.
Desde la web de PlayStation debes de acceder al menú de administración de familia.

Aunque al contrario que Microsoft, Sony sí tiene una aplicación para móviles que no está en beta que permite controlar los permisos. Haciéndolo mucho más cómodo de gestionar. En todo momento se puede desactivar temporalmente este control parental.

Y lo mismo de siempre, si tienes diferentes edades por perfil debes configurar las cuentas con menos restricciones con contraseña.

Conclusión

En general hay que decir que las tres plataformas cumplen con el objetivo de tener un sistema de control parental, pero no todas lo hacen de la misma manera. En la siguiente tabla un resumen.

FuncionalidadNintendoMicrosoftSony
Control horario de uso de la consola
Restricción de edad en juegosSí (a nivel de consola)
Control de acceso a páginas webNo es necesario
Aplicación MóvilSí (aún en beta)
Gestión desde la webNo

tranquilomajete

A los 9 años me regalaron un Comodore 64 y no he parado de jugar y amar los videojuegos, me he dedicado profesionalmente a la informática y esta pasión no ha hecho más que crecer