Análisis – Distraint 2 para Xbox One

Empecé a probar este juego con los ojos de alguien que lleva desconectado de las aventuras gráficas desde la época del Simon The sorcerer y Sam & Max hit the road, probablemente los últimos que jugué. Después de eso, este tipo de juegos ha tenido varios representantes, pero que no he tenido ocasión de probar.

Es por esto, que para mí Distraint 2 ha sido una grata sorpresa, a la vez que me trae recuerdos del pasado me ha entusiasmado ver que este género no está muerto y que se siguen haciendo cosas interesantes. Este en particular un juego con una historia intensa y buena ambientación, íntimo y realizado con mucho cariño.

La historia

El juego es la continuación de una primera parte, Distraint, cuyo final es resumido al principio del juego, explicándote que está sucediendo y el porqué de tu situación actual. A partir de esta introducción, el juego da comienzo en una escena en la que te presentan tu objetivo, averiguar dónde estás y que está pasando.

Los diálogos se suceden cuando encuentras a personas y objetos que te van desvelando elementos de la trama, con situaciones de suspense y hasta terror (psicológico, puesto que el mal se oculta entre las sombras). Con una historia que se hace intrigante a cada paso, con toques de película de suspense y momentos de sobresalto.

Toda la historia es un viaje interno del personaje a través de diferentes momentos de su vida, en una búsqueda de seguir avanzando en su vida después de haber tocado fondo, narrada con mucho cariño y cuidando no ser demasiado complejo ni demasiado trivial, que te deja con una sensación de historia muy personal e íntima.

Se agradece mucho el doblaje al español, hecho por, según los créditos finales, realizados por un gaditano en el exilio.

Gráficos

El juego tiene una estética muy personal usando píxel-art y combinación de colores según la situación.

Una de las cosas que llama la atención es su estética, un píxel-art muy cuidado con personalidad propia. Los personajes tienen una cabeza desproporcionada en relación con el resto del cuerpo, con fondos de escenario bien realizados, en los que se aprecian los detalles. Con unas características bandas negras arriba y abajo, le da una estética de película realizada en cinemascope, lo que encaja estupendamente con el tipo de juego. Además de simplificar mucho las escenas, al no recargarla de detalles a los que no puedes acceder.

En general las pantallas son oscuras, en ocasiones demasiado, lo que hace que en sea difícil distinguir los detalles, si se une a que casi todo el juego se desarrolla en el interior de una casa, la monotonía de los fondos hace que, salvo por elementos puntuales de cada pantalla, disposición de puertas y personajes con los que interaccionar, resulte complicado saber si estás en la habitación correcta.

Un detalle interesante es que se han usado técnicas «modernas» para crear efectos en las imágenes; distorsiones, zum y movimientos rápidos de cámara que aumentan la inmersión en el juego, haciendo más cinematográfica la experiencia, aunque en lo personal, el efecto de zum al correr me resultaba incómodo, y en muchos momentos estos efectos se notaban forzados. Aunque por lo general son bastante correctos.

Sonidos y música

Debo de recomendar jugar usando auriculares, al igual que hacerlo de noche y en solitario. La música y los efectos que tiene el juego son agradables, acompañan y aumenta la inmersión. En ocasiones el sonido de las puertas (siempre el mismo) y los pasos son los únicos sonidos a parte de una música repetida que escuchas durante gran parte del juego. Por lo general puedo decir que el sonido está bien realizado, con algunos buenos momentos en cuanto a efectos y acompañamientos, sin destacar.

Mecánica de juegos

Al pasar sobre un elemento, aparece una opción para escogerla usando un botón

La adaptación del género a un mando de Xbox me ha parecido excelente, con una estrategia de movimiento del personaje sólo de izquierda a derecha. Deja los controles de arriba y abajo para escoger las opciones que puedes hacer, al encontrar un objeto se te añade al inventario y puedes escogerlo para interactuar al desplazar arriba o abajo.

Esta mecánica nos simplifica muchos los controles, solo debemos actuar con un botón y la cruceta del mando. Pulsado un botón corres, con otro interaccionas, nada más.

Con esto la forma de juego se vuelve bastante lineal, sólo algunos puzles no demasiado complejos te sacan de una secuencia de textos detrás de otra, lo que hace que, si no fuese porque el juego es bastante breve, se volvería demasiado monótono. Esta es la gran baza que tiene esta aventura, puedes terminarla en unas pocas horas. Tiene la duración justa para contarte una historia, que en tres o cuatro sesiones de una hora puedes terminar.

En juego tiene un problema a la hora de activar los menús o al iniciar los diálogos, en ocasiones solo se activan al pasar en cierta dirección o al estar en cierta posición, lo que hace que tengas que pasar un par de veces por el mismo sitio para que se active la acción para continuar, afortunadamente sólo ocurre en pocas ocasiones, aunque no dejan de ser molestos.

Un punto a favor es la acción de correr, que le da más agilidad, puesto que en ocasiones estás atascado sin saber que hacer, moviéndote entre habitaciones.

Conclusión

El juego es un viaje al interior de la consciencia del personaje, con lo que ello conlleva, si te gustan las historias sobre problemas psicológico, búsquedas en los recuerdos, y superación de los miedos, este juego te gustará. La estética personal con una buena ambientación te hará disfrutar de una historia inquietante e intensa.

No lo recomiendo si buscas retos mentales o puzles complejos, una historia intrincada con nudos o diferentes opciones. El juego es lineal y simple, sin demasiadas aspiraciones, pero que consigue lo que busca.

Distraint 2

7.5

Apartado técnico

7.0/10

Sonido y música

7.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Historia

8.0/10

Pros

  • Historia personal
  • Estética diferente
  • Jugabilidad sencilla

Cons

  • Puzles simples
  • Abuso de los efectos
  • Escenarios repetitivos y confusos

tranquilomajete

A los 9 años me regalaron un Comodore 64 y no he parado de jugar y amar los videojuegos, me he dedicado profesionalmente a la informática y esta pasión no ha hecho más que crecer