a
  /  Análisis   /  Análisis de The King of Demons (Super Nintendo)

Consoleros

analisis king of demons

Análisis de The King of Demons (Super Nintendo)

En la década de los 90 no existían las facilidades de hoy en día para la distribución de videojuegos desde Japón, por lo que no era raro que juegos se lanzaran en distintas regiones en fechas diferentes, sin embargo, muchos juegos no fueron licenciados por “la gran N” para la venta fuera de Japón por varias razones, siendo la violencia, desnudos y simbología religiosa las de mayor peso. Por eso hoy les comentaré sobre Majuu Ou, o en su traducción al inglés The King of Demons. Ya con su nombre sabrán por qué no salió.

The King of Demons es un juego de plataformas en 2D con desplazamiento lateral, desarrollado por KSS y lanzado para Super Nintendo en 1995. En el juego controlamos a Abel, el cual deberá luchar contra hordas de demonios, zombis y monstruos para rescatar a su hija del infierno. Vamos, una trama sencilla.

pantalla inicio king of demons
Pantalla inicial

Nuestro protagonista: Abel

Como les comenté en el párrafo anterior, encarnamos a Abel, un humano que fue traicionado por su mejor amigo, Bayer, el cual luego de asesinar a su esposa secuestró a su hija para usarla como sacrificio y revivir al rey de los demonios. Un clásico.

Abel rápidamente se enfrenta a Bayer y este termina asesinándolo también. Es gracias al sacrificio de María, su esposa, que logra revivir a Abel y derrotar a Bayer. María decide ayudar a su esposo convirtiéndose en un hada que lo acompañará en su aventura.


Píxeles y más píxeles

En cuanto a gráficos es una delicia visual, con escenarios bien definidos y coloridos, sin embargo, rápidamente resalta el verdadero atractivo del título, su crudeza al mostrar sangre, torsos desnudos y situaciones y enemigos perturbadores que impactaron a más de uno en sus tiempos, lo que evitó que se lanzara en Europa y América.


Jugabilidad

El juego se siente como un Castlevania de la era de los 8 bits, controlas a un personaje de avance lento, esquivando monstruos voladores mientras disparas, tratando de no saltar a las púas o a un abismo, cosa que le da un toque de dificultad para nada despreciable. Luego de la escena inicial recibes la compañía de María, la esposa de Abel, en forma de hada, la cual cumplirá como apoyo al atacar. Si de alguna forma mueres, María te resucitará pero desaparecerá y no volverá a menos que la encuentres en lugares específicos de ciertos niveles, lo que hace muy importante su supervivencia.

Así mismo, en cada nivel encontrarás orbes azules los cuales puedes recoger para sanarte. Al matar enemigos obtendrás puntos con los cuales ganarás vida máxima, cosa que era muy común en la época.

Al llegar al final de cada nivel lucharás contra un jefe que al morir dejará un cristal que irá cambiando de rojo a azul y luego a verde. Cada color te transformará en un monstruo diferente con habilidades únicas y claros defectos. Como dato, y esto puede ser spoiler, el juego tiene dos finales y el final bueno lo obtendrás al usar los cristales en un orden específico.

king of demons jefe boss
Primer jefe final

Música

En cuanto a musicalización Majuu Ou tiene una buena banda sonora con melodías muy pegajosas, pero en poca cantidad. Cada nivel tiene su track distintivo pero todos los jefes comparten la misma canción, lo cual se hace notar y le resta algo de atractivo.


En conclusión

Nos encontramos ante algo que sin dudas denominaría un joya oculta del Super Nintendo, sus gráficos superaron las expectativas de la época y su música es sublime. Para finalizar debo decir que este juego me sorprendió por la crudeza y la oscuridad que lo rodea, convirtiéndolo en uno de mis scrollers favoritos de Super Nintendo.

Volver al Inicio

Soy el de los jueguitos viejos que aparece de vez en cuando. Análisis, noticias y artículos con altas dosis de neutralidad. Esperando que lluevan consolas en el campo.

Siguenos en :