5 juegos Indie que tienes que jugar en Switch

Desde su lanzamiento, allá por 2017, la Nintendo Switch se ha convertido en una de las mejores aliadas para las pequeñas desarrolladoras de videojuegos. Con ofertas continuas y la promoción en los Indie World, cada día son más los juegos indie que se lanzan a la consola de la gran N.

Por eso, porque la eShop es un basto mundo de  juegos, y de ofertas que enamorarían al mismísimo Tío Gilito, hoy os quiero recomendar 5 juegos indie. Y sí, prometo que no todos van a ser de plataformas…

HUE (2016)

Bueno, no todos van a ser de plataformas, pero Hue tiene que estar. Un plataformas combinado con puzles coloridos, en el que controlamos a un niño pequeño que sale en busca de su madre. A medida que avancemos iremos desbloqueando colores nuevos que nos permitirán resolver los rompecabezas e ir descubriendo la historia. No os digo más porque la narrativa de este juego me cautivó, y porque aquí estamos libres de spoilers. Uno de los puntos fuertes de Hue es su rejugabilidad una vez terminada la misión principal. Y es que a lo largo del recorrido se irán quedando puzles a los que no podremos acceder hasta tener determinado color, lo que asegura que queramos volver a hacer el recorrido. 

Roomba First Blood (2019)

Olvídate de un rottwailler para proteger la casa de ladrones, tu robot aspiradora se encarga de todo. Sé que puede parecer que me he tomado alguna sustancia prohibida, pero no os engaño. En Roomba First Blood seremos una pequeña aspiradora que, cuando unos ladrones entran a robar en casa, usará todos los medios a su alcance (cuchillos, lámparas, hackear ventiladores…) para ir asesinando uno a uno a todos los malhechores para después dejar la casa impecable, ni una gota de sangre en la alfombra. Un juego que, aunque a primera vista pueda parecer simplista, consigue enganchar por lo divertido y lo gore de sus niveles. Un juego perfecto para picarte con amigos a ver quién consigue el asesinato más cañero.

Astro Bear (2019)

Juego Astro Bear

Hablando de eso, porque en Consoleros somos de los que disfrutamos de un buen multijugador, aunque a veces nos cueste encontrar amigos, os recomiendo Astro Bears. Un juego para sacar cuando los nachos escasean y las bebidas se están calentando, un juego para reanimar cualquier fiesta, porque un buen competitivo siempre consigue despertar a cualquiera. En Astro Bears cada persona controla a un osito que irá trazando una estela alrededor de un planeta y los otros jugadores no podrán tocarla, una especie de snake moderno y más cuqui. Os aviso que es adictivo a la par que divertido. 

Forager (2019)

Juego Forager

Claro que, si hablamos de juegos adictivos, nada como el Sandbox Forager. Espero que tengáis muchas horas libres para jugar (que, bueno, con el tema pandemia y agosto, un poco de tiempo muerto tenemos todos), porque cuando empiezas a jugar a Forager ya no paras. Con una mecánica simple de golpear objetos, recolectar para luego construir y expandir nuestras herramientas y edificios, es un juego que consigue tenerte horas recogiendo minerales y madera. Para darle un toque de profundidad, incluye además mecánicas de recolección a cambio de recompensas, monstruos a los que derrotar y terrenos con distintos climas y elementos. Así no hay quien se aburra con la exploración. 

Moonlighter (2018)

Final Boss de un nivel de Moonlighter

Voy a barrer para casa, porque en España también desarrollamos videojuegos increíbles. Moonlighter es un RPG para los amantes de los Zeldas más clásicos, como yo. Con un estilo pixelart y un desarrollo de mazmorras de estilo roguelike, Moonlighter nos pone en la piel de un tendero. No, no habéis leído mal. No somos un héroe elegido por la trifuerza como Link, sino el tendero del pueblo que nos provisiona de los mejores elementos para nuestras misiones. Nuestro cometido será descifrar los calabozos a la vez que recolectamos artículos que luego venderemos en nuestra tienda. Un juego de mazmorras con elementos sandboxeros que nos mantendrá entretenidos durante horas.

Hugo

El tío de las listas, el de las ofertas, y el obseso de Marvel. Llegará un día en que me decida por una consola, hasta entonces: no